Innovar, también en periodismo

streaming_4g
Producción: Patricio Caruso. Diseño: Alexis Moyano.

Innovar no es sólo desarrollar algo totalmente disruptivo y original. Es también combinar herramientas, ideas y experiencias ya existentes para crear algo nuevo. Eso hicimos junto a Personal en Perfil.com.

Este año, Diario PERFIL cumple 10 años. Y en el marco de este aniversario, el equipo editorial está organizando eventos en diferentes ámbitos. Los primeros se desarrollaron en la Feria del Libro: una serie de conferencias con destacados columnistas y periodistas del diario en los que se debatieron diferentes temas.

Editorial Perfil tiene mucha experiencia en generar eventos. Con revistas como Caras, que año a año conquista a sus lectores con la Isla, la Gala y el Caras Glam; o como con Noticias, que desde el año pasado -en la celebración de su 25 aniversario- inauguró el Premio Pluma. En Perfil.com nos preguntábamos cómo podíamos aprovechar mejor estos eventos, que convocan a grandes figuras del espectáculo, la política, la cultura y el periodismo. Queríamos hacerlo de una manera diferente: utilizando más tecnología, con herramientas de gestión de contenidos que usábamos para otras cosas.

Así fue que surgió la idea de combinar la reciente tecnología de 4G en Argentina con aplicaciones de Google para transmitir en vivo estas conferencias. Pensábamos que podíamos experimentar, aprender y jugar mientras trabajábamos en un proyecto que nos entusiasmaba y nos animaba a hacer cosas diferentes. Sabíamos que podía salir mal pero queríamos hacerlo.

Se sumó a la idea el equipo de Personal, que nos ofreció todo apoyo para avanzar con esta cruzada de innovación en periodismo. Y así nos convertimos en el primer sitio de Argentina en utilizar la red 4G para hacer streaming en vivo. Queríamos descubrir cómo la tecnología nos podía ayudar a cambiar procesos, fidelizar audiencias, sacarle más jugo a nuestros eventos, y detectar nuevas oportunidades de cobertura periodística.

Laburó un equipo increíble: Patricio Caruso y Esteban Cabrera fueron al frente de batalla y coordinaron toda la transmisión desde la Feria del Libro. Alexis Moyano aportó la cuota estética para promocionar la transmisión y gestionar las redes. Ursula Ures, Facundo Falduto y Nicolás Lucca estuvieron supervisando toda la transmisión desde la redacción, haciendo seguimiento de la audiencia y destacando el evento en home.

El impacto de la primera transmisión fue muy bueno. En el siguiente documento que armaron Patricio y Alexis se resumen algunos números del impacto en redes sociales que le compartimos a Personal.

Y acá les comparto la transmisión en vivo de la presentación del libro de Jorge Fontevecchia en la Feria del libro, acompañado por Marcelo Longobardi, Magdalena Ruiz Guiñazú, Miguel Wiñazki, Luis Majul, entre otros.

Hay mucho para mejorar y aprender (ya armamos un listado de cosas para las próximas). Pero de eso también se trata innovar.

Vinculado: La primera transmisión 4G en medios digitales de Argentina, por Patricio Caruso.

Los nuevos desafíos del periodismo

Portada del libro Nuevos desafíos del Periodismo. Fuente: ADEPA.
Portada del libro Nuevos desafíos del Periodismo. Fuente: ADEPA.

«Incertidumbre», «modelo de negocio», «digital». Éstos parecen ser los términos clave de un libro recientemente editado por la Asociación de Entidades Periodísticas de Argentina (ADEPA), con una selección de textos de Fernando Savater, Ricardo Kirschbaum, Jorge Fontevecchia, Javier Darío Restrepo, Pepe Eliaschev, Julián Gallo, James Nielson, Earl Wilkinson, Miguel Angel Bastenier, Pablo Mendelevich y Adriana Amado Suárez, entre otros.

Nuevos desafíos del periodismo es una recopilación de reflexiones muy interesantes, con periodistas y gente de medios bien diversa, que analiza el escenario actual de «la gráfica» frente a «lo digital», y que intentan discernir algunas claves del futuro de una profesión que se enfrenta a cambios tan dramáticos como inevitables.

El foco está en la industria de los medios, en cómo hacer sustentable la actividad, en cómo mantener estándares de calidad, y en cómo Internet está modificando drásticamente la forma en que se genera, circula y consume información.

Comparto a continuación un fragmento del texto de Juan Varela, consultor de medios español, Director de Contenidos de ImperMedia. Bajo el subtítulo «Un medio es un club: el valor de la reputación», plantea un cambio de visión sobre la propuesta de valor de los medios:

«La cuestión no es pago o gratis. El problema es cómo se diseña el negocio de pago y el gratuito. Para el negocio de pago, una de las mejores estrategias es crear clubes de lectores. El pago se asocia a la afinidad, la relación, la exclusividad y la participación, más allá del soporte y el producto. Esta estrategia aumenta y fortalece la relación con los usuarios, permite defender la circulación impresa o digital, y abre oportunidades de negocios de marketing directo y servicios. Exclusividad, valor percibido (contenidos, beneficios, acceso), identificación con una comunidad y reputación son los principales elementos por los que el público está dispuesto a pagar.

Las mismas razones determinan el atractivo de las sociedades de todo tipo a lo largo de la historia: relación y reputación, la clave de las redes sociales. Esos elementos son esenciales en la mayoría de los negocios de pago y crowdfunding. Los clubes de lectores con una correcta proporción de ventajas de acceso (contenidos), materiales (descuentos, ofertas), psicológicas y de reconocimiento (membresía, afinidad) son la mejor opción para desarrollar un modelo de negocio: tanto de pago como de audiencia fiel y registrada que permita mejorar la rentabilización.

Un medio es un club. Una marca y un espacio compartido con un alto valor para sus socios, tanto por satisfacción moral como material. El negocio está en la base de datos y en la rentabilización de un público fiel y comprometido. El negocio está en la relación, no sólo en el contenido».


El libro fue realizado por la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) y publicado por Editorial Ariel. Es una compilación de Daniel Dessein, director del diario La Gaceta de Tucumán y presidente de la agencia Diarios y Noticias (DyN), y Gastón Roitberg, secretario de Redacción Multimedia de La Nación, quienes sostienen que “el periodismo vive su más profunda transformación, en medio de una era signada por el cambio.

La incertidumbre está instalada en el horizonte de todos aquellos que se encuentran vinculados a los medios. El objetivo de este libro es aclarar un poco ese horizonte difuso”. ADEPA está trabajando en un segundo libro de esta misma colección, que lanzaría en octubre, y que se llamaría Tiempos turbulentos – Medios y libertad de expresión en la Argentina de hoy.

Comenzar de nuevo

Sentado en el sofá, escribiendo el primer post.
En el sofá, escribiendo algún post.

Después de varios meses de irregulares y fallidos intentos, vuelvo a las pistas blogueriles. Me hackearon mi blog personal y durante dos semanas intenté recuperarlo. Pero cuando revisé mi último post, tenía más de un año de antigüedad. Y las entradas anteriores a esa última gota de inspiración eran aún más viejas. Llevaba sin escribir más de dos años.

Mantener un blog es un trabajo que requiere disciplina, tiempo y creatividad. Había logrado un ritmo bastante aceitado cuando terminé de cursar la carrera de grado, allá por 2005. Comencé a escribir un blog para hacer mi tesis: La comunicación política en la era de la web 2.0. Hacía seguimiento de las incipientes iniciativas de los partidos políticos en internet en Argentina. No había explotado Twitter, ni Facebook. Los candidatos no veían en la red una plataforma interesante para hacer campaña. Pero mi hipótesis era que cuando se dieran cuenta que a través de Internet iban a modificar la agenda de los medios tradicionales, le iban a comenzar a dar la atención que merecía.

Fue un poco frustrante hacer aquel trabajo en la Argentina de esos tiempos. Porque investigué muchas campañas de otros países. Había cosas realmente interesantes. Pero en nuestro país no pasaba nada. Y de todas maneras tenía que dejar registro de que los partidos no hacían nada en este soporte. Hoy todo es muy diferente. Y todavía no se cumplió una década desde que inicié aquel trabajo que me permitió cerrar una gran etapa.

Luego escribí un blog durante mi viaje de intercambio al Tec de Monterrey. Viví durante seis meses en México, en donde me especialicé en Comunicación Institucional. Creía que la mejor manera de mantener informada a mi familia y a mis amigos de mis andanzas era a través de un blog, para no tener que repetirle a todos lo mismo en mails que, seguro, no tendría tiempo de escribir. Era una manera de registrar cada dato, experiencia, sensación, cambio, novedad, impresión. Era una especie de diario público de lo que hacía y de lo que pensaba mientras estaba lejos de los míos. Ese viaje fue un antes y un después. Y ya de regreso, cuando habían pasado varios meses, decidí mantener ese blog en privado. Con otro blog, otra etapa se había cerrado.

En 2008 comencé a trabajar como editor en Perfil.com. Estaba seguro de que haber mantenido un blog durante tanto tiempo, en donde me ocupaba de hacer seguimiento de las campañas argentas, había tenido incidencia en mi ingreso a la Editorial. Nunca se lo pregunté explícitamente a Darío Gallo. Pero cuando me contactó por chat y me realizó «la primera entrevista prelaboral» virtual, me preguntó «¿Qué es La Dulce?»; «El pueblo en donde nací», le contesté; «¿Por qué?», le repregunté; «Lo leí en tu blog». A los 20 días estaba trabajando en la redacción. En esta nueva etapa invertí toda esa disciplina, creatividad y trabajo no ya en mi blog personal, sino en Perfil.com. El blog quedó relegado nuevamente y lo mantuve como pude. Hasta el hackeo.

Hace más de dos años que soy Editor General de Perfil Digital, la red de sitios de Editorial Perfil. Fueron muchos los cambios, el aprendizaje y los desafíos que enfrenté durante los últimos años, y que sigo enfrentando a diario. Hace un año y medio estudio un MBA en UADE. Y el tiempo se fue haciendo un bien cada vez más preciado. Porque además del trabajo, uno tiene una vida social, deportiva, académica, familiar, amistosa…

Pero así y todo, cuando surgen las ganas de contar algo, no tengo ese espacio personal en donde volcarlas. Por eso comienzo de cero a linkear ideas. Otra vez. ¿Será este blog el inicio de una nueva etapa?